sobre el renacimiento de la web pre-Y2K, intuición y falsas nostalgias
#003 - 16/08/2020

ha pasado mucho tiempo desde la última entrada en el blog, pero no ha pasado casi nada de tiempo desde la última vez que edité este sitio. puede que parezca que me suelo olvidarme de él y que solo lo actualizo de vez en cuando, pero en verdad siempre estoy buscando ideas interesantes para implementar o formas de hacer que esta página sea más fiel a mi visión. tengo una manera utilitarista de ver el diseño de esta página y que trato de aplicar a toda costa:

  • si algo es innecesario o no funciona de forma eficiente, lo borro.
  • si algo es necesario y funciona de forma eficiente, lo uso la mayor cantidad de veces posible.
  • todas las decisiones que tomo relacionadas con el sitio giran en torno a estos principios. hago las cosas de esta manera en respuesta a lo saturada que se ha vuelto la web; cuando visito una página nueva suelo perderme en sus diseños "modernos" y menús enredadizos. es por ello que en vez de preocuparme de que mi página se vea atractiva -para los estándares modernos de internet, al menos- me preocupo de que su navegación sea simple y fácil de entender. prefiero que solo exista una manera de hacer las cosas, procurando que esa manera siempre sea lo mejor posible. así el contenido y lo-que-está-escrito pasa al primer plano en vez de adiciones innecesarias.

    navegando otros sitios en neocities en búsqueda de inspiración me di cuenta que muchos buscan recrear al viejo geocities, las estéticas y la actitud/ética de la web 1.0-2.0, pero esto me produce sentimientos encontrados. creo fuertemente que internet debería haberse mantenido como lo era en aquellos años en cuanto a su filosofía y (des)orden: descentralizado y sin censura, sencillo pero a la vez profundamente entrópico. en vista de las actitudes abusivas de las principales redes sociales a costa de sus usuarios me parece que este es el mejor momento para volver a la idea del sitio web personal, en el que cada uno decidía cómo se veía o qué escribir en él. sin embargo, muchas de las personas que administraban estos sitios en un intento de diferenciarse del resto caían en malos hábitos de diseño o de sentido común en general, una excesiva preocupación por la apariencia que ocultaba una gran falta de contenido. el deseo de tener un sitio web (algo que para aquel entonces era una novedad y que quizás todavía sigue siéndolo) era mayor a la intención de hacer algo útil con él. esta falta de planificación se mantiene hasta el día de hoy en neocities, con páginas que no tienen nada que decir pero que orgullosamente muestran sus animaciones y colores brillantes.

    no sé, a lo mejor ya no existe mucho interés en tener un sitio donde alojar contenido de forma directa. varios sitios que he visitado son portales estáticos, usados por los dueños para centralizar su presencia en internet más que para producir algo en sí. ¿siquiera existe un interés por los blogs en la actualidad? al menos a mí me gusta leerlos, pero sentarse a leer los pensamientos de alguien más puede no parecer muy entretenido para algunos. de todos modos comprendo el querer que tu sitio sea muy web 1.0, no soy tonto. gran parte de ello es nostalgia, revivir una época con menos preocupaciones o más inocente (digitalmente hablando). pero a la vez creo que esa nostalgia debe venir acompañada de una reflexión crítica, no todo tiempo pasado fue mejor.

    inicio